Diccionario islandés-alemán

Las auroras boreales de Europa

Islandia: paisajes hermosos, volcanes de nombre impronunciable (tal vez el Eyjafjallajökull sea el más conocido) y prácticamente ninguna palabra extranjera. Los habitantes del país con menor densidad de población de Europa se preocupan por conservar su lengua. En consecuencia, los islandeses encuentran nuevas denominaciones para palabras modernas: por ejemplo, la palabra para ordenador es tölva, una combinación de la palabra tala (número) y völva (adivina). Desde 1964, el comité para la lengua islandesa (Íslensk málnefnd) controla la relación entre palabras de creación propia y préstamos.

El islandés cuenta con 32 letras. Además de las que ya conocemos por el alfabeto latino, cuenta con Á / á, Ð / ð, É / é, Í / í, Ó / ó, Ú / ú, Ý / ý, Þ / þ, Æ / æ y Ö / ö.

Paisajes idílicos

Islandia es, después de Gran Bretaña, el segundo país insular de mayor extensión de Europa y su isla principal es la isla volcánica más grande del mundo. El país, cuya capital es Reikiavik, ofrece uno de los lugares de rodaje de películas más populares. Ya sea La guerra de las galaxias, James Bond o Juego de tronos: el impresionante decorado de los fiordos, cascadas o glaciares islandeses no solo atrae a turistas.

Como se puede imaginar, a los islandeses les encantará comprobar que usted puede mostrar ciertos conocimientos de esta lengua indoeuropea. Con nuestro diccionario podrá traducir aproximadamente 25 000 palabras. ¡Póngase ya mismo en marcha y prepárese para su próxima estancia en la isla!

Langenscheidt: porque los idiomas unen

La editorial Langenscheidt es una empresa de medios de larga tradición con una gran oferta especializada en idiomas. Gracias a nuestro enfoque hacia diferentes medios, ofrecemos, además de los diccionarios clásicos en papel, una gran variedad de productos y servicios de idiomas de gran calidad, tanto en línea como sin conexión.

El revolucionario invento del fundador de la editorial, Gustav Langenscheidt, sentó las bases hace más de 150 años: junto con su profesor de idiomas, Charles Touissant, desarrolló un nuevo método de transcripción fonética. Aprender un idioma sería ahora más fácil para todos. Con las primeras cartas de autoaprendizaje de francés, la editorial gozó de éxito desde el principio, en el año 1856.

A B D E F G H I J K L M N O P R S T U V Y Á Æ É Í Ó Ö Ú Ý Þ